In

La Vuelta Al País 2015 --- EL VIAJE ---

Todo comenzó hace varios anos cuando nuestro compañero de aventuras y amigo, idealizador de la vuelta, Braulio Villalona decidió embarcarse en una nueva aventura, una diferente, una demandante, una grande en retos, en tiempo, en kilómetros, pero sobre todo, en satisfacción de ver, conocer, compartir, disfrutar y vivir una experiencia sin igual y asi fue como nació La Vuelta al País. 


Aunque para ese entonces era una vuelta en solitario, pues al parecer solo a el podía emocionarle una rodada que implicaría casi 2,000 km de talvia y carreteras rurales sin asfaltar, cruce de cordilleras, calor, exposición al clima y quien sabe cuantas cosas mas le depararían en esta gran aventura. Pero se equivocaba; ya para inicios de 2015, producto de que el grupo Hispaniola Dual Riders, del cual Braulio forma parte, ha crecido en matricula y en la búsqueda de la aventura y se ha consolidado como el primer, mayor y mas importante grupo de aventureros en motos duales que formando una gran amistad entre sus integrantes han podido conocer y disfrutar de todas las bellezas que nos ofrece nuestro país, República Dominica, ya que gracias a este tipo de moto, podemos llegar donde los demás llegan, y mas allá.

El comité organizador de la vuelta se puso a trabajar y nació la primera vuelta grupal, La Vuelta al País 2015, donde mas de una veintena de dualeros dijeron presente en lo que se convertiría en un viaje iconico lleno de recuerdos y camaradería donde durante casi cuatro días recorrimos casi 2,000 km bordeando el país completamente.

Salimos el Jueves 02 de Julio de 2015 desde las instalaciones de Motorrad RD en la Avenida 27 de Febrero. Donde en un compartir la gente de Muffit nos preparo un rico y saludable desayuno, mientras que VITASALUD se hizo cargo de equiparnos con productos hidratantes que mas adelante nos serian de gran utilidad.


Salimos a las 6:00 am con rumbo a Barahona, para antes de llegar tomar un desvío rumbo a Polo y de ahí seguir off road y salir al Parque Eólico Los cocos y desayunar en Enriquillo, donde tuvimos un variado desayuno de víveres, huevos, longaniza y otros.



De Enriquillo partimos a Pedernales, atravesando el Parque Nacional Jaragua que en conjunto las curvas de su carretera y las vistas que nos ofrece, son todo un deleite para cualquier amante de las motos y la naturaleza. Una vez en Pedernales, disfrutamos de un almuerzo exquisito en el Restaurat Ibiza, y luego de un café y una reposadita bajo un frondoso árbol, partiéramos a lo que se esperaba fuera la parte mas demandante del viaje, el cruce de la Sierra de Bahoruco.


Ya para eso de la 1:30 pm comenzábamos el ascenso. Aun por la parte asfaltada, la temperatura alcanzaba unos 38.5 grados Celcius, lo que se convierte en un infierno personal si tomamos en cuenta la indumentaria para protección del motociclista que en si misma no es fresca, pero es parte de la aventura. Con el ascenso a la sierra el calor ya no era un problema, sin embargo los caminos se encaminaban a ser la preocupación de la mayoría, pues motos grandes y pesadas, bultos y maletas con equipamiento de acampada y todo lo que pueda uno necesitar en este tipo de viaje y un camino pedregoso y de material suelto, son la combinación perfecta para en efecto lograr lo que sucedió con casi todos los participantes: análisis de terreno con miras a compras --- Caídas :) ---. Aquello fue una locura, todo lo que pueda tratar de decir para que  puedan entender, se quedaría corto. Solo se me ocurre pensar, como puede ser posible que un entorno con tanta belleza a su alrededor, pueda ser tan celoso con sus vistas y poner a prueba la capacidad de conducción y la tolerancia de una persona empenada en conocer las entranas de tan hermosa Sierra.


Ya para eso de las 5:30 pm, una parte del aguerrido grupo había logrado conquistar la sierra, mientras otros, producto de diversas circunstancias, aun luchaban incansablemente con la feroz Sierra de Bahoruco. Tiempo después ya todos reunidos decidimos dividirnos en varios grupos para pernoctar, algunos en el pueblo de Duverge, otros en Jimani, pues la dormida en acampada en Boca Cachon ya no seria posible debido a que la noche caía y era evidente el cansancio entre los pilotos como resultado de la feroz batalla librada contra el rey Bahoruco para atravesar sus dominios.


Ya a la manana siguiente, con las energías restauradas y con mas sed de aventura, luego de minuciosos preparativos de reconstrucción de motos, aprovisionamiento y repostado de combustible, partimos a continuar nuestra aventura cruzando por Neyba, San Juan, Las Matas de Farfan y Pedro Santana, donde luego del pertinente registro y notificación a la armada dominicana de los participantes para hacer de su conocimiento que nos proponíamos a atravesar la Carretera Internacional, que no es mas que el tramo que sirve como linea fronteriza entre Haití y República Dominicana entre el tramo de Pedro Santana y Restauración. Allí se transita constantemente entre las dos naciones, algunas veces se esta en tierra del vecino país y otras en el nuestro. La carretera, a pesar de no ser asfaltada, no supuso reto alguno para los participantes. Esto asi probablemente por la escases de lluvias para los tiempos en que se realizo la vuelta, pues no habría sido la misma historia en tiempos de lluvia, mas el destino nos tenia una sorpresa a mitad de camino, para agregar esa chispa de aventura que siempre estamos buscando y es que ya a mitad de camino, nos encontramos con que un grupo (bastante grande) de haitianos, había bloqueado la carretera y no permitiría el paso de ningún dominicano argumentando su indignación y protesta por la supuesta muerte de un nacional haitiano a manos de un terrateniente dominicano en la propiedad de este ultimo. Con esto pretendían llamar a la atención de las autoridades y pedir justicia.


Hasta aquí la historia no tiene mayores implicaciones, pues aun no he mencionado que ademas de ser muchos, gran parte de ellos estaban armados con machetes, mazos con clavos y todo tipo de armas de fabricación casera y dispuestos a lo que fuera necesario para evitar el paso de alguien por allí. Afortunadamente los dominicanos lo tenemos claro; en situaciones como esta lo que procede es solidarizarse con la causa y apelar a Duarte, el siempre resuelve los problemas y asi fue. Luego de una negociación amisto$a logramos pasar y seguir nuestro camino, pero aquello era una injusticia, desvirtuar una causa como aquella y convertirla en un negocio haciéndonos a nosotros las victimas y no se quedaría asi. Mas adelante reportamos la situación en la comandancia del Cesfront y  de nuevo pudimos recuperar nuestro "peaje" y seguir nuestro camino hasta Restauración donde luego de reír un poco, hidratarnos, tomar fotos, hacer reparaciones mecánicas de ultimo minuto y algunos hasta lavar la moto, decidimos volver a hacer un ajuste a la planificación original que era dormir en acampada en la loma Isabel de Torres en Puerto Plata. Debido a los retrasos con los hermanos haitianos en la carretera internacional, esto ya no era posible sin que nos cayera la noche, lo que no era prudente, asi que fuimos a dormir a Monte Cristi. Allí nos dividimos puesto que no había espacio en un solo hotel para todos, sin embargo nos reunimos todos a cenar en celebración de un nuevo día logrando superar las dificultades y disfrutar de una rica cena junto al mar en un ambiente de camaradería donde se hicieron notar los chiste, sobre todo los del amigo "El Fucker" quien con su gracia natural, innundo la mesa de risas y alegrías.


Otra noche llegaba a su fin y con ella un nuevo amanecer traía la promesa de un nuevo gran día. Este en particular era especial, pues debido a los contratiempos anteriores, suponía una larga e interminable rodada que comenzaba en Monte Cristi, cruzaba por Valverde Mao, Navarrete, Imbert, Puerto Plata, Cabarete, Sosua, Rio San Juan, Cabrera, Nagua, Sanchez, y Samana para una parada a almorzar en Las Galeras. En la playa de Las Galeras disfrutamos de un delicioso pez frito con moro de gandules con coco, arroz blanco, habichuelas rojas y tostones que a decir verdad fueron el "oasis en medio del desierto", pues después de tantos kilómetros en carreteras asfaltadas, no podía existir mejor premio que aquel del que disfrutábamos a sabiendas de que aquello era solo un intermedio, pues aun volvíamos de vuelta toda la Bahía de Samana  hasta el cruce con La Autopista Juan Pablo II desde donde iríamos hasta el cruce de Bayaguana para de ahí ya por carreteras sin pavimentar dirigirnos al Seibo y subir al norte hasta Miches y por la nueva carretera llegar hasta Bavaro donde ya a las 9:00 pm y luego de 700 kms recorridos en este día suponíamos llegar a tomar un merecido descanso en un hotel en donde recibimos la nefasta noticia de que por una falla en el sistema de reservas del mismo, nuestras reservaciones no exisitian y con ellas las esperanzas de descanso. Luego de dos horas tratando de conseguir hospedaje en esta ciudad turística donde al parecer viajo todo el mundo en este fin de semana, una vez mas el grupo era puesto a prueba y se sometía a cambios en la planificación, esta vez por razones muy ajenas al grupo.


Algunos pudieron conseguir hospedaje, otros no corrimos la misma suerte, asi que no quedo mas alternativa que agregar unos cuantos kilómetros mas al odometro y al cuerpo y probar de que estamos hechos. De sentir por nosotros mismos hasta donde eramos capaces de disfrutar de una ultima aventura, la aventura volver a Santo Domingo y terminar con este largo día y con un viaje que sin lugar a dudas quedara por siempre en cada una de las mentes de todos aquellos que participamos, porque en el pudimos conocer mas del país, de su gente, de sus cultura, de su gastronomía, de su geografía, de motos, de amistad, de solidaridad y mas aun, de nosotros mismos y de lo que somos capaces de alcanzar.


El futuro nos depara aun mas, a nosotros y los demás. Habra mas vueltas: a la esquina, a la manzana, al sector, a la ciudad, al pais, a la isla, al mundo, pero como la vuelta al país 2015, solo la vuelta al país 2016....


PARA VER TODAS LAS FOTOS PULSA AQUI


Related Articles

Suscríbete a nuestro newsletter semanal