In

Dia 5: Patagonia, Ruta 40

Luego de una tarde/noche de compartir gracias a que llegamos temprano a destino el día anterior, nos levantamos temprano y con muchos ánimos de conocer que nos depararía este nuevo día en el que oficialmente entraríamos en territorio de la Patagonia Argentina.

Con un clima excepcional, como mandado a pedir, partimos en sentido sur e inmediatamente saliendo del pueblo nos encontramos una hermosa carretera de curvas con un paisaje mixto que iba cambiando según avanzábamos. Era interesante ver como se conjugaban las montañas rocosas secas a nuestra derecha con diversos colores en sus capas con el valle verde y el río que surcaba sus terrenos a nuestra izquierda. 

Kilómetros de un accidentado terreno montañoso, nos acerca al paraje de Bardas Blanca donde el asfalto se termina y comienza otra forma de deleite, cuando la carretera sin asfaltar nos adentra mas aun a la naturaleza viva y el Río Grande nos vigila de cerca en todo este recorrido. Nos alejamos de toda civilización y nos adentramos a la zona volcánica, en donde el tiempo ha moldeado antojadizamente un terreno que reboza de belleza. Es un camino técnico, pero gratificante; kilómetros de llanuras verdes dan paso a terreno desértico que se contrastan con una cordillera nevada en el horizonte, cuanta diversidad.



Related Articles

Suscríbete a nuestro newsletter semanal