In

Dia 4: hacia el sur

Con algunos retrasos debido a lo accidentado que termino nuestro día anterior asi comenzó este nuevo día en el que viajaríamos desde Uspallata hasta Malargue, ruta que seria la primera con caminos fuera de carretera y que se dividía en dos etapas: la primera accediendo desde tupungato para bordear la cordillera de los andes y que por fallos del organizador del tour, no pudimos hacer, en cambio esta etapa fue cambiada por una enorme e inagotable recta, de esas que te dan deseos de no andar en moto jamas en tu vida. Luego de horas manejando en dicha recta, llegamos al punto de encuentro con el organizador de donde luego de unos sandwichitos y unas bebida, partimos a la segunda parte off road del día, por demás una de las rutas protagonistas del viaje, la ruta 40 en su parte aun sin pavimentar. Ripio, que es como llaman los argentinos a los caminos de grava suelta, era un tremendo ripio. Con unos paisajes hermosos e interminables a la vista, ponía a prueba la pericia de cada uno de los integrantes sin tomar en cuenta la experiencia del mismo. Sentir como baila la moto y te deja saber que no estas en control y peor aun, saber que cuando esto sucede, la solución es acelerar, contrario a la respuesta natural del cerebro, hace de caminos como este, unos sumamente demandantes sobre todo para aquellos que como yo, son los de menor experiencia, pero aun asi,  no puede negarse la satisfacción que se siente al ir al mando de una moto en un descontrol-controlado
.
Luego de muchos kilómetros y hermosos paisajes, llegamos al asfalto, que ya alrededor de las 4 pm no llevo a Malargue, un pequeño pueblo turístico con agradable gente y una rica cocina tradicional argentina. Es asi como cerramos la noche, con una rica parrillada de carnes argentina y un buen vino que nos llevaría a descansar para prepararnos para un nuevo día de aventura.


Related Articles

Suscríbete a nuestro newsletter semanal